¿Cómo evitar los sentimientos nostálgicos en Navidad?



La navidad es ese momento del año en el que todo el mundo empieza a recordar. Los momentos con la familia, con amigos, celebraciones pasadas, los juegos de la infancia y a aquellos que ya no están. Para muchos este acto de recordar puede resultar gratificante, sin embargo, para otros, no tanto. Todo depende de en qué momento de nuestras vidas nos hallamos. Si consideramos que el pasado es mejor que el presente que estamos viviendo, terminamos abrumándonos y despertando sentimientos depresivos. Pero ¿Cómo podemos evitar esto?


Muchas personas tratan de evadir la navidad por este malestar que les despierta. De hecho, hoy en día es más la gente que se siente abrumada al llegar las fiestas tomando en cuenta el largo de periodo de confinamiento y recesiones que hemos tenido que afrontar, y las implicancias que estos han tenido en nuestras metas personales. Y, a pesar de que este año ha sido menos caótico que el anterior y que muchos ya tienen la posibilidad de reunirse con sus seres queridos para celebrar estas fiestas, la presión de fin de año se sigue sintiendo más fuerte que años anteriores debido al teletrabajo y la incertidumbre a futuro. Si eres una de estas personas hoy te traemos algunas recomendaciones para que puedas celebrar estas fiestas con tus seres queridos con tranquilidad, esperanza y optimismo.


  1. Evita el aislamiento: Sabemos que a veces estas épocas pueden sentirse abrumados por la cantidad de movimiento que hay. Tómatelo con calma y trata de no aislarte de tus seres queridos. Durante estas fechas más que nada es imprescindible que te juntes con aquellos que más quieres para sentir su cariño y afecto. Habla con ellos y cuéntales cómo te sientes. Liberar estos sentimientos en una red de apoyo cercana te permitirá disfrutar más el momento.

  2. Vive los momentos plenamente: Concéntrate en el presente y enfócate en disfrutar el momento que estás viviendo. Naturalmente la navidad está cargada de sentimientos de nostalgia que nos hacen evocar aquellos tiempos donde todo era mejor o era más sencillo. Este sentimiento puede ser canalizado de diversas formas. Pero si tu eres de las personas a las que le afecta negativamente trata de no rememorar tanto lo que en algún momento fue y concéntrate en el presente. Busca actividades que puedas realizar con tu familia para generar conversaciones gratas en donde cada uno de tus sentidos esté al tanto de lo que te trasmiten las otras personas. El pasado quizás tiene recuerdos increíbles de lo que solías hacer en tu infancia, sin embargo, el presente también puede ser igual de increíble, solo es cuestión de que lo disfrutes.

  3. Acepta tus emociones: Muchas veces cuando sentimos alguna emoción la valoramos como si se tratasen de errores que reflejan debilidad y acabamos experimentando enojo, ansiedad o tristeza por sentir emociones que son completamente espontáneas y comprensibles para las situaciones en las que nos encontramos. Intenta juzgarnos menos y tratemos de ponernos en un rol de científicos: aceptar las emociones como fuentes de información acerca de lo que estamos viviendo e intentar identificarlas y entenderlas para luego poder hacer algo con ellas.

32 visualizaciones0 comentarios