Salud mental: ¿Cómo afrontar una ruptura?



¿Qué es una ruptura amorosa?


Una ruptura es un tipo de duelo y proceso donde se experimentan estados emocionales y pensamientos dolorosos que resultan indeseables y obligan a quienes la sufren a adaptarse a una nueva realidad. Sin embargo, no tiene sentido hacer que esto sea más doloroso de lo necesario.


Si se exploran los pensamientos que uno tiene cuando está en un estado de soledad, a menudo serán cosas como “Siempre estaré solo”, “Lo intenté de nuevo y fracasé”, “Nunca funciona para mí” y pensamientos similares. Sin embargo, de lo que uno debe darse cuenta es que justamente esos son los pensamientos que están causando el dolor, no son los efectos secundarios sino la causa real del mismo, por lo que deben ser cambiados para que el dolor de la soledad comience a disminuir y eventualmente desaparezca.


Para poder afrontar la situación y superar este duelo, uno debe transitar primero por las cinco etapas del mismo, las cuales son: Negación, ira, negociación, depresión y aceptación.


Durante este proceso es ideal evitar algunas decisiones y acciones, que si bien se suele pensar ayudarán a superar más fácilmente una ruptura, no es así, en ocasiones, causan más daño. Algunas de ellas que debemos evitar son:


  • Evitar el dolor.

  • Saturarse de actividades.

  • Recurrir al abuso de sustancias.

  • Reprimir el llanto.

  • Estar pendiente de las redes sociales del otro.

  • Buscar culpables.

  • Aislarse.

Estas acciones improvisadas no funcionan. No se debe evitar el dolor ni evitar enfrentar la realidad, eso sólo creará problemas a largo plazo y no ayuda a sanar.


¿Qué puedo hacer para superar una ruptura amorosa?


A continuación, te indicamos algunas estrategias a implementar para superar una ruptura amorosa:

  1. Aceptación. Acepta el dolor de la ruptura. Esto requiere emplear diversas estrategias de afrontamiento dirigidas al sentimiento y solución de problemas para dar expresión a los sentimientos y emociones.

  2. Experimentar el dolor. Darse tiempo para sentirlo, llorar y expresar sentimientos.

  3. Buscar apoyo. Consejos de expertos, comprensión, consuelo y escucha de otros.

  4. Tomar distancia. No mantener comunicación, limitar el uso de redes sociales y eliminar a tu ex pareja de las redes sociales no habla de inmadurez, es aceptable alejarse.

  5. Aceptar la propia responsabilidad. Reconocer que uno también formó parte de los problemas y dificultades. Preguntarse hasta dónde se es responsable de lo que ocurrió, sin lastimarse ni excusar el comportamiento del otro.

  6. Realizar planes a corto plazo. Es positivo desarrollar alguna habilidad, enfocarse en algo positivo y crear nuevas relaciones sociales.

  7. Evitar la falsa esperanza: Las falsas ilusiones como el “va a cambiar”, “te prometo que”, “se arrepentirá y volverá” son dañinas. Es importante recordar lo que no funcionó, lo que antes fue y si vale la pena volver.

Finalmente, es importante tomarse el tiempo para sanar, pero siempre yendo hacia adelante, y pedir ayuda profesional si después de un tiempo no se ha logrado avanzar.


Si tú o algún familiar está pasando por una situación difícil o necesita contar con ayuda psicológica, no dudes en solicitar una cita comunicándote con nosotros en nuestra sección “Contacto”, o si deseas hablar directamente con un asesor, comunícate a nuestro WhatsApp


Temas que también te podrían interesar:

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo