¿Cómo lidiar con personas tóxicas en el trabajo?

Actualizado: 24 mar


Tener un compañero tóxico puede ser una de las peores cosas con las que tengas que lidiar en tu vida laboral, ya que, lo creas o no, puede perjudicarte no solo a tí, sino a todo tu equipo de trabajo, disminuyendo la productividad y generando un ambiente laboral desagradable. El impacto que esta persona puede llegar a tener en tu vida puede marcarte tanto como el tener una relación tóxica de pareja si no se gestiona a tiempo ¿Crees que exagero? A continuación te explicaré el por qué.


Considera el tiempo que pasas en tu trabajo. Por ley este debería de ser de 8 horas diarias 5 días a la semana. Ahora bien, si la persona tóxica se encuentra en tu equipo de trabajo, lo más probable es que tengas que interactuar con ella varias veces a lo largo de un mismo día, lo cual implica que, lo quieras o no, no podrás evadir su presencia. Pero ¿Por qué este tipo de relación puede generar el mismo daño que una de pareja si no hay ningún vínculo afectivo? La respuesta se sitúa en el factor temporal. Si dejamos pasar las actitudes que esta persona tiene dentro del equipo, lo queramos o no iremos asimilando su negatividad.


Las consecuencias de trabajar en un ambiente laboral negativo


De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un entorno laboral negativo puede afectar física y psicológicamente a los trabajadores, generándoles depresión y ansiedad. Además, puede promover el consumo de sustancias nocivas para la salud como drogas y alcohol. Es por ello, que, si no le das la debida importancia a la situación, la carga mental con la que tendrás que lidiar irá incrementando con el tiempo, pudiendo llegar hasta el hecho de querer renunciar. Pero no es necesario tener que llegar esos límites.


Para lidiar con las personas tóxicas en el trabajo el primer paso es identificarlas…


Estas personas se caracterizan por ser altamente negativas, poco colaborativas, muy pasivas al momento de trabajar, también tienden a dudar mucho de las capacidades de sus compañeros, lo cual resulta desalentador ya que no es grato interactuar constantemente con alguien que cree que no das lo suficiente, a la larga la persona terminará transmitiendote sus dudas y haciéndote dudar de ti mismo (algo que no debes de permitir bajo ningún motivo). Otra característica de este tipo de personas es que tienden a generar muchos conflictos y nunca asumen sus responsabilidades. ¡Trabajar con alguien así realmente resulta muy estresante!


¿Qué hacer para lidiar con este tipo de personas?


  1. No ignores el problema: Como ya hemos dicho, ignorar el problema solo empeorará la situación, generando una bola de nieve que puede terminar perjudicando tu salud tanto mental como física. Es por ello que poner al tanto de lo que está sucediendo tanto a tus compañeros como a tu jefe o el responsable de tu equipo es el primer paso. Establecer límites también es importante. Si existen conductas por su parte sobre tu trabajo, comunícale cuáles son tus valores y prioridades. La comunicación es clave.

  2. Se asertivo: Ahora bien, al momento de comunicarte con la otra persona es fundamental que lo hagas de manera asertiva. Debemos hacer ver a la otra persona cómo nos sentimos con las cosas que hace. Que vea que su actitud tiene consecuencias negativas y que estas afectan a sus compañeros. Si el compañero ve que sus conductas hacen daño o dificultan el trabajo de los demás, quizá tome otra posición.

  3. Haz descansos y desconecta: Es muy importante que siempre tengas presente tus objetivos dentro del trabajo y que mantengas una actitud serena y calmada por no permitir que la actitud de la otra persona te perturbe, sin embargo, como sabemos que esto puede llegar a ser complicado, te recomendamos tomar descansos mentales de esta persona de vez en cuando. Compartir un café con otros compañeros o tomar el aire son buenos planes. A la hora de salir del trabajo, recuerda que el ejercicio físico es beneficioso. Relacionarse con otras personas fuera del ámbito laboral también ayuda a desconectar.


Recuerda que en felizmente tenemos un servicio de salud mental orientado a empresas. Si tu centro de trabajo carece de una, no dudes en contactarnos. Muchas veces es necesario orientación profesional para poder solucionar este tipo de problemas dentro de los equipos de trabajo.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo