El sonido de la felicidad


¿Te has preguntado porque algunas melodías o canciones te hacen sentir instantáneamente feliz? Muchas veces, al escuchar una canción en un momento especial de nuestras vidas, esta se queda grabada en nuestras memorias y cada vez que las escuchamos nos permite evocar este recuerdo. También ocurre que podemos asociar incluso a personas a determinadas canciones. Sin embargo, no es necesario volver a escuchar únicamente esta canción que asociamos a un momento especial (como tu boda o graduación por ejemplo). Lo cierto es que, de por sí, la música tiene un efecto reconfortante que nos puede ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo.


Cuando escuchamos música, sin importar el cómo nos estemos sintiendo, en nuestro cerebro se da una reacción beneficiosa sobre sustancias como la dopamina, vinculada a los sentimientos del placer y la oxitocina, conocida también por ser la hormona del amor. Incluso es posible que mediante esta actividad se reduzcan los niveles de cortisol, que es conocida por ser la hormona del estrés.


¿Cómo aprovechar los efectos positivos de la música?


La música es tan eficaz para reducir la ansiedad, que suele ser usada en entornos donde las personas tengan más posibilidad de estar tensas como en el consultorio de un dentista, o en salas preoperatorias. De esta forma se ayuda a que los pacientes puedan enfrentar sus preocupaciones con respecto a los procedimientos a los que están a punto de someterse con mayor calma. Al respecto cualquier tipo de música relajante, tranquilizante puede contribuir a estados de ánimo más tranquilos.


Un análisis de 5 estudios sobre la música para la depresión concluyó que la terapia musical no solo es aceptable para los pacientes deprimidos, sino que en realidad ayuda a mejorar sus estados de ánimo. La música ha demostrado ser útil para ayudar a los pacientes con enfermedades médicas graves como el cáncer, quemaduras y esclerosis múltiple que también están deprimidos. Es por ello que, si la música puede ayudar a personas que están atravesando estas situaciones, es posible que pueda ayudarte tanto a ti como a tus seres queridos a experimentar estados de ánimo más positivos en momentos de tensión o mucho estrés.


Para incrementar los beneficios de la música en la salud cerebral, cualquier persona puede adaptar algunos de los métodos que usan los musicoterapeutas capacitados. Uno de ellos conocido como la escucha "profunda" o activa de música. Esta consiste en dedicar tiempo para concentrarte en lo que oyes y tomar nota de los sentimientos, recuerdos y sensaciones corporales (ya sea que tu ritmo cardíaco se desacelera o que sientes la necesidad de levantarte y bailar) que surgen a medida que vas escuchando la música. Presta atención, toma nota o simplemente déjate llevar y verás como la música puede liberarte.


25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo