Buscar

Estrategias para controlar la ira



“Cualquiera puede enfadarse, eso es fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, en la medida correcta, en el momento adecuado, para el propósito correcto, y en el derecho camino, que no es fácil” – Aristóteles –


En una nota anterior ya hemos hablado de por qué nos molestamos, esta vez, te daremos un par de recomendaciones una vez que ya entraste en este estado efervescente, para no dejar que se apodere de tí. Pero recuerda esto, no es sencillo, una vez que entras en este estado es difícil "calmar a la bestia", así que tienes que tener estas estrategias bien claras en tu mente para que cuando llegue el momento puedas dominarte a ti mismo.


La primera y a modo de estrategia de emergencia, es la técnica del tiempo fuera, que es básicamente abandonar la situación en la que estás experimentando los primeros signos de la escalada de la ira. Pero cuidado irse de la situación no es dejar al otro con la palabra en la boca si no irse una vez que has avisado al otro de tu situación emocional, de que no estás en el mejor momento para seguir hablando y que prefieres dejar ahí la discusión para retomarla cuando estés más calmado. Esto no significa evidenciar debilidad. Mucha gente piensa que abandonar una discusión significa "perder", cuando el que realmente pierde es, valga la redundancia, el que pierde los estribos.


Una vez que te has ido de la situación también te tendrás que alejar psicológicamente de la situación, es decir, debes de dejar de inflamar tus pensamientos negativos ya que los pensamientos son la leña que necesitamos para incendiarnos y explotar, cuando veas que empiezas a engancharte pensamientos que encandila tu ira, pon tu atención en otra cosa para que puedas interrumpirlos. ¡Ya no le des más vueltas a la situación!


Otra estrategia para romper con la escalada de la ira es desacelerar nuestro organismo, para esto utiliza utiliza alguna técnica para rebajar el nivel de tensión del cuerpo, por ejemplo puedes hacer respiraciones lentas y profundas. El hacer ejercicio ayuda mucho a rebajar la tensión, pero no a todo el mundo le acomoda. Hay gente a la que le va bien cantar, a otras personas correr, a otras arreglar el armario de la ropa y a otras les relaja cocinar, utiliza las que mejor te vengan, al fin y al cabo, se trata de ti.


Ahora bien, hay personas que se molestan con más facilidad que otras. Si ya conocías estas técnicas para apaciguar la ira y no te han funcionado, o si sientes que tu ira es "incontrolable" (Te molesta todo: La mosca, el vecino, el ruido, el aire, etc.) es muy probable que tengas un problema para controlarla. Si ese es tu caso, no dudes en contactar a un especialista que te ayude a controlarte. Creeme, una vez domines esos pensamientos, verás la vida con otros ojos.


29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2020 © Copyright Felizmente seguros. Todos los derechos reservados.

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco