Resiliencia infantil

Todos durante nuestra infancia hemos pasado por situaciones adversas que nos han marcado y que en aquel entonces no supimos cómo afrontar adecuadamente. Con los años y las nuevas experiencias vamos aprendiendo a lidiar con nuestros problemas y sobreponernos emocionalmente. Es decir, vamos desarrollando resiliencia. Pero ¿sabías que esta cualidad se puede trabajar desde temprana edad? Aunque pueda parecer poco importante, cuando enseñamos a nuestros hijos a enfrentar una situación con una actitud positiva, les estamos ayudando a desarrollar su resiliencia.


Antes que nada hay que tener una cosa clara: Un menor que sufre cierta clase de problemas tiende a tener una relación de dependencia con las personas que lo hieren. No es capaz de alejarse, porque en cierto modo, se siente merecedor de esa actitud. Es por este factor que en principio es complicado desarrollar la resiliencia en los niños, pero no imposible. Piense en todos los casos de niños provenientes de familias disfuncionales donde había adicción y hasta maltrato, que han logrado salir adelante.