¿Tiendes a imaginar escenarios irreales constantemente? Quizás sufras de este trastorno

Actualizado: 24 mar


A todos nos ha pasado en algún momento que hemos dado rienda suelta a nuestra imaginación y nos hemos puesto a ilustrar múltiples escenarios probables de situaciones que pudieron haber pasado en nuestras vidas si hubiéramos tomado distintas decisiones. O sin irnos muy lejos, a veces los celos o las inseguridades hacen que desarrollemos teorías y probabilidades de acciones que puede estar desarrollando nuestra pareja, aquella persona que es el objeto de nuestro interés romántico. Es algo que todos hemos vivido en alguna oportunidad de nuestras vidas (o que quizás es algo por lo que estamos atravesando actualmente), pero ¿En qué momento esta actividad puede ser considerada un trastorno el cual deba preocuparnos?


La ensoñación excesiva y la creación de mundos alternativos


La ensoñación excesiva es un fenómeno psicológico, caracterizado por una actividad fantasiosa excesiva que reemplaza la interacción humana e interfiere con el trabajo, las relaciones y las actividades generales. Más allá de imaginar posibilidades e idear teorías de cosas que pudieron haber pasado, este trastorno implica una inmersión total de la persona en un mundo “paralelo” del cual esta es protagonista. Dichos escenarios suelen estar caracterizados por temas como su yo idealizado, violencia, poder y control, cautiverio, rescate y escape, o excitación sexual.


Estar dentro de este mundo produce placer para la persona y un incremento de la dopamina. Incluso las personas que se adentran en estos universos son capaces de generar sentimientos por los personajes que se encuentran dentro del mismo. Es por ello, que este mundo alternativo tiende a ser visto como una ruta de escape de la realidad, pero lo cierto es que la persona es consciente y capaz de distinguir entre un mundo y otro. Por lo general, para adentrarse en este mundo de ensueños, la persona tiende a realizar una actividad kinestésica que le permita adentrarse y concentrarse en aquello que está imaginando, aunque a veces con simplemente concentrarse es suficiente. Muchas personas suelen escuchar música para acompañar el proceso.


¿Qué origina la ensoñación excesiva?


Aunque se trata de un trastorno descubierto hace relativamente poco tiempo, también se presenta en trastornos neuróticos y tiende a estar vinculado a pacientes que presentan síndrome de Asperger, trastorno de déficit de atención e hiperactividad y trastorno obsesivo-compulsivo. Algunas personas con ensoñación excesiva padecen también ansiedad social y/o depresión. Ello se debe a que este trastorno tiende a ocurrir en personas que anhelan desarrollar una actividad como, por ejemplo, socializar, pero se sienten frustrados ya que, en el mundo real, les resulta muy complicado lograrlo.


Los diagnósticos de salud mental solo se determinan con base en entrevistas estructuradas administradas por un profesional. Si te sientes identificado con la descripción de esta publicación y sientes que necesitas ayuda, no dudes en contactarnos. En felizmente, contamos con los mejores profesionales quienes te darán un diagnóstico certero y un tratamiento oportuno.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo