Ser imperfecto y aceptar quien soy hoy


Cometer errores, aprender de ellos y actuar para no repetirlos es el pan de cada día para todas las personas, pues hay un aspecto clave que tiene todo el mundo en común, que nos une como especie: los seres humanos somos imperfectos.