Tiempo libre, hobbies y salud mental



Antes de que comencemos, es necesario destacar que el tiempo libre es todo aquel tiempo del que disponemos exento de cualquier obligación, necesidad o responsabilidad social, es un espacio donde no tenemos estipulado qué hacer, un tiempo donde tenemos la autonomía para desempeñarlo en lo que nosotros decidamos.


Por otro lado, los hobbies son aquellas actividades que presentan mayor carácter lúdico y que, por regla general, decidimos, por voluntad propia, realizar dentro de esa franja horaria que conlleva el tiempo libre con el fin de generar bienestar a nuestras vidas.


En la mayoría de los casos de salud mental, nos encontramos con un excesivo tiempo libre y un bajo nivel de ocupación del mismo. Todo este exceso de tiempo repercute de manera directa en nuestras actividades diarias, impidiendo la capacidad de generar cualquier clase de estructura sólida que organice y de sentido a nuestro día a día.


A nivel emocional, introducir un ocio saludable ayuda a minimizar los síntomas de cualquier patología o trastorno, aumentando la autoestima, disminuyendo el aislamiento, fortaleciendo simultáneamente las habilidades sociales y mejorando así su calidad de vida. En este sentido, las actividades psicosociales permiten la adquisición de habilidades físicas, intelectuales y emocionales para vivir y relacionarse en la comunidad.


Es fundamental establecer un adecuado y estructurado programa de ocio que sirva para ocupar el tiempo libre de la persona poniéndola en contacto con su entorno y dotándola de recursos personales para que lo realice adecuadamente, mejorando la visión y relación que ésta tiene de su alrededor.


Por lo general, en salud mental, cobra una especial importancia el ocio terapéutico con el fin de fomentar el desarrollo de la persona y capacitarla de responsabilidad para satisfacer sus necesidades. Se realiza con el objetivo de promover un cambio en la conducta y adaptar el ocio comunitario a las necesidades de la persona guiándose por el derecho a disfrutar de éste.


Así, es muy importante ser conscientes de que toda esta cantidad de tiempo libre genera un estado de apatía y dejadez continuado que, en la mayoría de los casos, está íntimamente relacionado con la probabilidad de padecer depresión u otro tipo de trastornos relacionados.


Cuando suprimimos cualquier tipo de ocupación a un individuo por un tiempo medianamente prolongado, sufre una connotación completamente negativa en su vida, tanto a nivel emocional como social, por ello, la importancia de establecer un adecuado equilibrio entre las necesidades, obligaciones, ocio y tiempo libre que necesito y del que puedo disponer.


Para más información relacionada a salud y bienestar mental, puedes consultar el contenido en nuestra sección de noticias.

14 visualizaciones0 comentarios