¿Cómo controlar tus pensamientos?



¿Le escribiste a tu ex a pesar de que sabías que no debías hacerlo? ¿Te involucraste en una situación que no era beneficiosa para ti? A veces somos conscientes de que estamos en una situación que nos hace daño. Es más, nuestro sentido de la razón nos dice que salgamos de ahí. Pero no podemos. Es como si estuviésemos atados a ese momento. Hay un impulso que nos impide poder alejarnos y enfocarnos en otras cosas y, como consecuencia, nuestra mente no deja de divagar, generando un círculo vicioso. Si te sientes identificado con esta situación ¡sigue leyendo! Entrenar nuestros instintos


¿Alguna vez has visto a un perro entrenado y a un perro sin entrenar interactuar?


➔ Los perros que no han recibido ninguna clase de entrenamiento tienden a ser “rebeldes” o “mimados”, reaccionan a los estímulos de su entorno que les generan placer instantáneamente. Si les tiras un hueso van por él sin dudarlo.

➔ Por otro lado, los perros entrenados se moderan, son más pausados. De cierta forma, saben que no tienen que lanzarse por el hueso, pueden esperar. Pero ¿Qué tiene que ver el entrenamiento de los perros con mi capacidad de controlar los pensamientos?


En el proceso de entrenamiento de los perros se condiciona su comportamiento hasta que aprenden a no ser tan impulsivos. Si eres de los que tiene a uno de estos animales como mascota te habrás percatado fácilmente de cómo se emocionan los perros cuando sacas la correa ya que asocian este elemento con “salir a pasear”. La idea es generar esta misma asociación pero en base a castigos y recompensas para moderar determinados comportamientos. Los seres humanos podemos hacer exactamente lo mismo para controlar nuestros pensamientos y nuestros impulsos.


La atención


El primer paso que debemos dar para poder controlar nuestra mente y nuestros pensamientos es mejorar nuestra capacidad de atención. Ahí donde pones tu atención, pones tu energía. La atención es el mecanismo cerebral que pone en movimiento tu energía mental y tu energía cerebral. No es que tu mente piense mucho, tu mente piensa lo mismo que cualquier otra persona. El problema es que no tienes ningún control consciente sobre tu atención.


El acto de centrar y enfocar tu atención es un proceso muy importante para conectar las neuronas que estaban dispersas en la corteza cerebral. Reunifica tus reservas cognitivas, fomenta la creación de nuevas redes neuronales e incluso fomenta el desarrollo de nuevas neuronas en tu cerebro. Lo que se conoce como neurogénesis.


Tu cerebro se va formando de acuerdo a las actividades que realizamos con mayor frecuencia. Si te la pasas saltando de actividad en actividad constantemente manteniendo una atención muy limitada en las acciones que vas realizando, generas mayor dispersión en tu mente. Esto dificulta cada vez más tu capacidad, no solo de concentrarte, sino de retener la información, lo cual hace que te vuelvas más reactivo hacia lo que ocurra en tu entorno, dejando que el lado impulsivo y emocional se apodere de tu comportamiento. Por eso sientes que tus pensamientos te arrastran y cada vez que surgen sales corriendo tras de ellos como si de un hueso se tratase.


¿Cómo mejorar la atención?


Si controlas la atención, controlarás los impulsos. Pero ¿Cómo puedo controlarla? Una recomendación es empezar a practicar mindfulness a diario. Este tipo de meditación te ayuda a dirigir la atención durante un periodo determinado. Hacer esto a diario ayudará a cortar la cadena de pensamientos negativos u obsesivos que tengas permitiendo que tu cerebro se libere de la información dramática y amenazante y empiece a cambiarse para reflejar este estado de atención a lo largo del día. Quizás al principio pueda resultar una actividad tediosa, pero ni bien empieces y sientas los efectos positivos que esta tiene sobre tu comportamiento verás el resultado como una recompensa que incentivará un mayor adentramiento en la misma para así poder aumentar tu capacidad de atención a largo plazo.


Si después de intentar este tipo de meditación sientes que aún no eres capaz de controlar tus impulsos o simplemente tus pensamientos te abruman tanto que sientes que no puedes realizar ninguna actividad, no dudes en contactarnos. En Felizmente estamos dispuestos a ayudarte de la mano de los mejores profesionales en salud mental.


Para más información relacionada a salud y bienestar mental, puedes consultar el contenido en nuestra sección de noticias.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo